[email protected]

 

 

Alberto Muñoz

Poemas de Pianoforte

Física de la batuta

La batuta es un implemento. Un ordenador aéreo.
Su vinculación con el arte musical es a través de una mano de obra
especializada.
Visualmente presenta el triste esquema de un palito.

Frente a una orquesta de profesores es quien dicta el carácter y la expresión de una partitura. La relación del objeto en cuestión y el papel pentagramado es harto compleja.
Los fabricantes de batutas son personas entrenadas en soportar el aburrimiento: fabricar un vector orientado no promueve interés a la imaginación.

Miles Dogüer el hacedor de batutas más importante del mundo hizo una pieza única de oro que empuñó Pablo Casals para dirigir su orquesta de Pradez.
El objeto fue robado esa misma noche y no con fines musicales.
Una mano anónima lo devolvió después de un año al genial director.
En los sueños de Casals la batuta tomaba forma de fusil.




Física del atril

Como los paraguas las bufandas y los amores perfectos los atriles son fáciles de perder.

Se impone al mundo como un objeto fijo o plegable de pata trina compuesto por un fuste delgado de madera o metal y un cabezal plano que sirve de sostén para la memoria escrita.
Generalmente se ubica delante de un alma que interpreta o dirige una partitura.

No tiene demasiada relevancia escénica pero su ausencia en los escenarios predispone mal al espectador que deplora la música tocada de oído.

El piano es el único instrumento que lo lleva incorporado a su cuerpo.

La lectura de libros ha generado un implemento parecido cuyo propósito es sujetar un peso muerto.
El caballete del pintor cumple funciones similares sosteniendo bastidores pinceles y ojos.
Partituras libros y telas tienen en común albergar la mirada solitaria de aquellos que prefieren que el mundo sea otra cosa.




Física del taburete giratorio

De base trina. Sus tres patas son suficientes para sostener el peso de cualquier ejecutante.
Vive cercano a los pedales de bronce del piano.
Como adorno extemporáneo vegeta tristemente en los patios cerrados cargando una maceta.
Es de madera y se apolilla antes que el piano a quien le debe su condición de existente.

Comparte mínimamente el destino de las cosas que se mueven. Su mecánica giratoria está por arriba del tronco. Emparentado lejanamente con el reloj de arena consiste en una parte fija y otra móvil.

Se los pinta con barniz como a los barcos. Llevan siempre un solo pasajero. Conocen el culo y el alma del aprendiz y del erudito.

Haciéndolo estallar contra una vidriera produce música contemporánea.

 


HOME
- NOVEDADES - CATÁLOGO - LOS AUTORES - PUNTOS DE VENTA - LA DANZA DEL RATÓN - CONTACTO

Sitio Creado por María Belén Cobas - [email protected]